martes, 17 de marzo de 2009

Hay gente que no ve más allá de sus narices


Disculpen el tono de este título, pero necesitaba sacar fuera esto que me ocurrió el otro día. Talvez la situación les resulte conocida. Uno o una va a un lugar cualquiera y estaciona debidamente su vehículo y, de la nada, viene otra persona y se estaciona de tal forma que crea un obstáculo, una barrera, haciendo prácticamente imposible salir del sitio donde nos ubicamos tan tranquilamente en primer lugar. ¿Por qué lo hace? No sabemos si está pidiendo a gritos que se le choque - quizás su seguro vehícular es tan bueno que no le importa lo que le pase a su auto, o quiere esquilmar a alguien - quizás su intención sea poner a prueba las habilidades automovilisticas de su víctima de turno. Les puedo asegurar que, la mayoría de las veces, esas personas no ven más allá de sus narices. Todo lo que les importa son ellas mismas y se olvidan de que en este planeta Tierra no están solos. Situaciones como esta se dan en cualquier ámbito, en el supermercado cuando nos atropella alguien con su carrito con tal de llegar primero a la oferta del día, en el asensor, la lista es larga. La consideración se deja guardada en un cajón y se da más importancia al yo, al egoismo. Está bien quererse a uno mismo, todos los libros de autoayuda nos lo repiten hasta el cansancio, pero lo que no está bien es pisotear al prójimo. No en valde existe un dicho que afirma que la libertad propia termina donde comienza la ajena. Vivir en armonía no es difícil si existe respeto y consideración; si recordamos que no estamos solos. Está en algún lugar de la Biblia y en un montón de partes una frase que dice que a los demás debemos tratar como queremos que ellos nos traten a nosotros. Tantos malentendidos y malos ratos podrían evitarse si se recordara tan solo ese detalle. Lo más probable es que ni las guerras tendrían lugar si uno tuviese presente esa frase a cada instante.
A esas personas que se olvidan que hay otros seres humanos conviviendo con ellos, les digo: vayan al oculista, o al psicólogo, y vean con esos ojos que hasta hoy no han visto más alla de sus narices, un mundo que podría ser hermoso con la ayuda de todos. Miren a los animales, ellos no van por el mundo imponiéndose y molestando la tranquilidad ajena, sólo atacan para alimentarse o defenderse. Así que, cuando hoy salgan a la calle, recuerden, no estamos solos. Los demás tienen tanto derecho a vivir tranquilamente como nosotros.
Como reflexión, encontré esto en una antigua agenda. No sé quien lo escribió originalmente y desde luego no puedo acreditarme su autoría, simplemente deseo compartirlo con todos ustedes.
USA SABIAMENTE TU PODER DE ELECCIÓN
  • AMA.... en lugar de odiar
  • RIE.... en lugar de llorar
  • CREA.... en lugar de destruir
  • PERSEVERA... en lugar de renunciar
  • ALABA.... en lugar de criticar
  • CURA... en lugar de herir
  • DA... en lugar de quitar
  • ACTÚA... en lugar de aplazar
  • CRECE... en lugar de consumirte
  • BENDICE... en lugar de maldecir
  • BESA... en lugar de morder
  • TRABAJA... en lugar de vagar
  • ACARICIA... en lugar de pellizcar
  • HABLA.... en lugar de discutir
  • ESTUDIA.... en lugar de copiar
  • VIVE... en lugar de vegetar

3 comentarios:

  1. Muy cierto, te felicito. Ya veo que no estoy equivocado y que no soy el único a quien le pasan esas cosas.
    Quise buscar en google una respuesta a PORQUE LA MAYORIA DE LA GENTE NO PUEDE VER MAS ALLA DE SUS NARICES, y me apareció tu reflexión. En mi tiempo de estudiante de primaria, en mi país (Venezuela) existía una materia titulada "Moral y Cívica", la cual nos enseñaba el buen comportamiento ante la sociedad en forma persistente. Por otra parte teníamos el yugo de nuestros padres en todo momento corrigiendo cualquier error. Pero lo mas increíble es que la mayoría de las familias para ese entonces éramos de escasos recursos, pero ricos en educación. Es lamentable reconocer que todos esos conocimientos fueron importados desde los países más poderosos del mundo, hacia nuestros pueblos. Y estos ahora no practican esas costumbres, y por consiguiente también nuestros pueblos han decaído muchísimo al respecto… Lastima somos tan pocos los que queremos cambiar las cosas.
    C. Pinto 58 años de edad. (Militar retirado de la Fuerza Aérea Venezolana).
    Saludos y que Dios te Bendiga, solo el tiene la solución…

    ResponderEliminar
  2. 3 años despues pero nunca es tarde. Muy cierto, te felicito. Ya veo que no estoy equivocado y que no soy el único a quien le pasan esas cosas.
    Quise buscar en google una respuesta a PORQUE LA MAYORIA DE LA GENTE NO PUEDE VER MAS ALLA DE SUS NARICES, y me apareció tu reflexión. En mi tiempo de estudiante de primaria, en mi país (Venezuela) existía una materia titulada "Moral y Cívica", la cual nos enseñaba el buen comportamiento ante la sociedad en forma persistente. Por otra parte teníamos el yugo de nuestros padres en todo momento corrigiendo cualquier error. Pero lo mas increíble es que la mayoría de las familias para ese entonces éramos de escasos recursos, pero ricos en educación. Es lamentable reconocer que todos esos conocimientos fueron importados desde los países más poderosos del mundo, hacia nuestros pueblos. Y estos ahora no practican esas costumbres, y por consiguiente también nuestros pueblos han decaído muchísimo al respecto… Lastima somos tan pocos los que queremos cambiar las cosas.
    C. Pinto 58 años de edad. (Militar retirado de la Fuerza Aérea Venezolana).
    Saludos y que Dios te Bendiga, solo el tiene la solución…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias por el comentario, desde ya es para mi un gran honor saber que encontró mi publicación así de casualidad y que mi opinión le sirvió de respuesta.
      Es triste en verdad que se pierdan las buenas costumbres, también vivo en un país acostumbrado a copiar todo de afuera - Paraguay - en lugar de copiar lo bueno y sobre todo los buenos valores, entre los que considero fundamental el respeto a la otra persona aunque no la entendamos. Muchas gracias por su comentario, espero no sea la última vez que visite este blog, espero que vuelva a menudo, Saludos desde Paraguay.

      Eliminar