martes, 7 de abril de 2009

Eso era antes


Estamos en una semana muy especial para nosotros - me incluyo - los católicos, estamos en Semana Santa, una semana en que recordamos los últimos días de Nuestro Señor Jesucristo aquí en la Tierra, asi como su Pasión y Muerte. Antiguamente por estas fechas, la gente acostumbraba a ir a misa, guardar mucho sigilo, no hablar alto, incluso el Viernes Santo todas las transmisiones de radio, y luego de televisión se interrumpian o su programación habitual se reemplazaba con música clásica de contenido sacro. Todas esas costumbres se han ido perdiendo de a poco, al punto que ya nadie se escandaliza porque a alguien se le antoje organizar una fiesta en pleno Jueves o Viernes Santo, sobre todo en esta última fecha que es considerada de duelo por ser la fecha en que se conmemora la muerte en la cruz de Jesús. La Semana Santa era una época de reflexión, de silencio, de mirarnos un poco por dentro y ver como estamos en la tarea de vivir como humanos y católicos. Hoy en dia eso es cosa del pasado, la Semana Santa es para muchos, una época de vacaciones cortas y diversión, nada de pensar en nadie. No es mi intención criticar a nadie, asi como tampoco subestimar las religiones y creencias ajenas que respeto con toda humildad, simplemente pretendo, al hablar de esto, llamar la atención de como viejas tradiciones se van perdiendo, algo que si se quiere, es triste. No tanto por el simbolismo, pues, el simbolismo vacio es pura propaganda, pura payasada que no sirve de nada, lo que quiero rescatar es esa frase: "tiempo de reflexión", considero que, si bien, no es necesario llegar a extremos de no poner música o hablar como si estuvieramos en un velorio, no sería mala idea de usar ese "tiempo" y relexionar un poco, sin importar nuestra religión, de como estamos viviendo nuestra vida y como estamos haciendo que esta vida no sea solo una cáscara vacía sino que, en la caridad con el prójimo, con aquel que esta a nuestro lado, y la caridad con nosotros mismos, ya que dicen que la caridad se empieza por casa, nuestra vida de sus frutos.

Les dejo una frase para pensar,escrita por San Josemaria Escriba de Balaguer en su libro Surco: "Ama a los buenos, porque aman a Cristo... - Y ama también a los que no le aman, porque tienen esa desgracia..., y especialmente porque El ama a unos y a otros."

No hay comentarios:

Publicar un comentario