miércoles, 27 de mayo de 2009

¿Acaso la moda también es machista?


¿Se han dado cuenta? Si una mujer tiene canas incipientes, la llaman, con desprecio, "vieja". Pero, si a un hombre le pasa lo mismo, resulta que es "interesante". El hombre, cuanto más peludo, mejor - bueno, para algunas, no a todas nos gustan los monos... - bueno, la barba descuidada siempre resulta atractiva, cuando el rostro ayuda... Pero, claro, la mujer barbuda únicamente es atractiva en un circo. Las ropas, en general, y sobre todo, las de fiesta, son mucho más cómodas para ellos. Nosotras tenemos que rompernos el tobillo usando tacos imposibles para vernos atractivas y atraer miradas, mientras ellos pisan cómodos y seguros. Los vestidos de fiesta no son precisamente para el invierno - aunque, en un país como el nuestro donde el frio solo dura un par de días, se aguanta - y, claro, NO se pueden repetir. Ellos, por su parte, se ponen lo primero que encuentran y se pueden poner el mismo traje para distintas ocasiones. Siguiendo con los vestidos de fiesta, ¿ya se imaginan la catástrofe que puede ocurrir si en una boda, o la ocasión que fuera, dos invitadas coinciden con el mismo vestido? Es muy probable que una aniquile a la otra... Los hombres pueden ir uniformados, nadie lo nota... Pero, en fin, si queremos atraer las miradas masculinas, debemos hacer sacrificios, dejándonos manejar, en menor o mayor grado, por esta dictadora llamada moda. Con todo esto, si podríamos pensar que la moda es un poco machista, o, que en todo caso, favorece la comodidad masculina y nos pone a nosotras en trenes de sufrimiento y sacrificio (que dieta aqui, dieta alla, ropa... peluquería... depilación... ¿Me olvide de algo?)

Les pido disculpas, las horas de sufrimiento en la peluquería me han inspirado hoy esta entrada, y no es que me queje, sólo queria mencionarlo como una curiosidad. Un hecho, si se quiere, jocoso que forma parte de nuestro diario vivir. Algo para reírse un poco... En el fondo, lo importante no es lo que imponga la moda, lo más importante es sentirse bien con uno mismo, y lo demás vendrá por añadidura. Somos seres hermosos, divinos, no importa el envoltorio externo. Disfruten de la vida, y sonrían.

No hay comentarios:

Publicar un comentario