sábado, 16 de mayo de 2009

¿Juguete para mentirosos compulsivos?


Internet se ha convertido, además de una herramienta de trabajo e información, en una forma de comunicación social, donde es posible estar en contacto con amigos y parientes, ya sea que estos se encuentren cerca o lejos de nosotros, así como hacer nuevas relaciones, conocer gente nueva. Esto último tiene, como todo en la vida, su lado bueno y su lado malo u oscuro. A más de uno le gusta la idea de conocer nueva gente, nuevas culturas, ampliar los horizontes, y el Internet permite que esto sea posible, sin siquiera salir de casa. Se hacen nuevas amistades, incluso hay parejas formadas através de la red. Para ese objetivo, se han creado varias páginas sociales. Lo malo es que mucha de la información a la que se accede puede ser falsa. No es extraño, al cargar los datos personales en una de esas "páginas sociales", se mienta. Quien más quien menos cambia su edad, algunos incluso ponen fotografías que no son suyas y mienten en su estado civil, convirtiendo a la Internet en un paraíso para los mentirosos compulsivos, pues, resulta casi imposible comprobar que todos los datos sean ciertos. Y así, hay que andar con cuidado para no caer en las redes de gente malintencionada. Esto es aun más grave cuando quien cae en el engaño es un menor de edad, por eso, las páginas sociales ponen límites encuanto a la edad mínima requerida para afiliarse a ellas, y aquí, se hace necesario que los padres oficien de controladores, no sea que sus hijos, mintiendo la edad, se afilien a estas páginas y luego caigan en juegos peligrosos. ¿Y, qué hacer? En lo personal, estoy asociada a varias páginas de esta clase, y, el corto derrotero por esos lares, me ha enseñado a andar con cuidado, a no creer en todo lo que te venden. Es verdad que resulta triste decir que hay que desconfiar de todos, pero, al no poder tener la certeza de que todo lo que el otro - desconocido - nos dice sea cierto, es preferible prevenir que curar, andar con cuidado, jugar, si se quiere, con los ojos bien abiertos. Disfruten de la vida y de las personas de carne y hueso que tienen con ustedes y que importan en su vida, sin cerrarse del todo a nuevas experiencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario