domingo, 24 de mayo de 2009

Peliculas versus libros


Lo sabemos, al ser llevados a la pantalla grande, nuestras novelas o libros más queridos sufren un escandaloso recorte y transformación que, en ocasiones, vuelve irreconocible el resultado de la adaptación. Por supuesto, debido al corto espacio de tiempo, es imposible transcribir a la pantalla grande una novela que, de por sí presenta un formato totalmente distinto y es, muchas veces, dificil de traducir al idioma abreviado de las imagenes sin deteriorar la riqueza de las palabras impresas. Para muestra, basta un botón, dice el dicho popular. Los amantes del cine oscuro, habrán escuchado y hasta visto la película "La novena puerta", protagonizada por Johnny Deep. Sabían que esta película debe su génesis a la novela del escritor español Arturo Pérez - Retreve, titulada "El club Dumas". La película se sirve de solo una parte de la historia recreada en el libro, la búsqueda de los tres únicos ejemplares de un libro supuestamente inspirado por el mismo diablo. Lucas Corso, el personaje al que da vida Johnny Deep, se embarca en esta confusa historia y allí casi ni se habla del verdadero punto de partida de esa particular búsqueda, que son unos manuscritos supuestamente pertenecientes a Alejandro Dumas, padre, el creador de "Los Tres Mosqueteros". El resultado, es una película oscura, confusa y, hasta diría, mal contada, pero esto último es solo una opinión personal.

Igual confusión, aunque con mejor resultado encontramos, como otro ejemplo, en "El Jardinero Fiel", de John Le Carré. Aunque, hay que rescatar que Ralph Fiennes y Rachel Weizs saben darle vida a la dramática historia con verdadera maestría. Ocurre simplemente que la historia se ve transformada en una confusa profusión de imagenes, que se entienden mejor si uno ha leido el libro, que, por cierto, les recomiendo.

Pero no todo lo que pasa a la pantalla grande sufre una transformación descepcionante. Aqui podemos tomar como ejemplo a la trilogía del "Señor de los Anillos", llevada al cine de manera tan magistral. Peter Jackson supo interpretar este complejo mundo creado por J. R. R. Tolkien de una manera sorprendente, satisfaciendo incluso a los más exigentes tolkenianos.

Y los ejemplos pueden seguir por una eternidad. En el fondo, como todo en la vida, todo es cuestión de gustos. Abajo les hago una lista de algunas obras magistrales de la literatura llevada a la magia del cine. Cada uno se encargará, según su gusto, de decir si la adaptación ha sido buena o mala. Ahí les va:


  1. La casa de los Espíritus, de Isabel Allende. En la pantalla grande personificada por actores de la talla insuperable de Merryl Streep, Jeremy Irons, Antonio Banderas, Glen Close y Winona Rider.

  2. Africa Mía. Inspirada en la vida y la pluma de Isak Dinesen, la Baronesa Karen Blixen. Llevada al cine por el célebre director Sydney Pollack, interpretada por - otra vez - Merryl Streep y Robert Redford.

  3. La serie completa de Harry Potter, llamada, sin dudas, a convertirse en un clásico infantil amado por toda la familia.

  4. Lo que el viento se llevo, de Margaret Mitchell.

  5. El Código Da Vinci del popular Dan Brown. Que, por cierto, yo, en lo personal, lo pondría entre las adaptaciones que no salieron tan bien paradas.

  6. Las Sandalias del Pescador de Morris West.

Y, como dije, la lista puede seguir de manera interminable, y seguirá creciendo. Por otra parte, esas adaptaciones son la mejor forma de hacer llegar a más gente obras que, de otra manera, quizás queden olvidadas para siempre en los estantes polvorientos de una oscura biblioteca. Bravo entonces por esas mentes geniales que tienen suficiente creatividad para transformar las palabras en imágenes, para dar vida a tantas historias interesantes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario