sábado, 11 de julio de 2009

¿Qué sería de nosotros sin los sueños?


He escuchado un montón de veces, que hay que tener los pies bien plantados en el suelo. Eso es cierto, no es muy sano que digamos cerrarnos a la realidad que nos rodea, negarla por completo y vivir en una burbuja propia, como si no perteneciéramos a este mundo. Pero, tampoco es muy sano negarse de plano a los sueños, después de todo, forma parte del ser humano, desear, soñar y tener esperanzas de que todo puede mejorar, de que lo que hoy parece una utopía inalcanzable el día de mañana, puede ser una realidad, un sueño cumplido. No esperen de mí escuchar que hay que dejar de soñar, eso jamás le diría a nadie, ni a mi peor enemigo, porque yo considero que los sueños son una forma de esperanza. Los sueños, la esperanza de que podemos cumplir nuestros propósitos aparentemente inalcanzables, sirven, creo yo, como un motor, como un aliento que nos ayudan a seguir enfrentando el día a día. Por supuesto, no podemos lanzarnos a los sueños, rechazando la realidad, lo ideal sería el punto medio, estar conscientes del mundo que nos rodea, sin perder las esperanzas, pues de personas que han perdido la esperanza se alimentan las estadísticas que nos hablan del suicidio, para ellos ya no hubo una luz al final del túnel - y llamen a esa luz como quieran llamarla, puede ser Dios, o puede ser simplemente el propio yo que dice que aun faltan cosas por ver - ya perdieron la esperanza, esa llama de fe que dan los sueños de que todo puede ser mejor. No sé si me equivoco al mezclar un poco la esperanza con los sueños, no sé si voy por el derrotero equivocado. Esta es simplemente una humilde opinión.
Así que no renuncien a sus sueños, vivan el hoy pero sin perder las esperanzas. Amen y vivan sin fronteras, que la vida es hermosa y vale la pena vivirla. Me atrevo a sugerirles una lectura que talvez les ayude a recuperar la fe en los sueños. Me refiero a Juan Salvador Gaviota, escrita por Richard Bach. Talvez ya la leyeron, pues es un libro que no es nuevo, y si no, les invito a que lo lean, no es largo. Un comentario más extenso al respecto van a poder encontrar en otro blog escrito también por esta servidora, dedicado a las reseñas de los libros que vendemos en nuestro negocio de libros usados. Les doy el link y de paso les invito a darse una vuelta por allí. Es http://aidalibrosrecomendados.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario