jueves, 30 de abril de 2009

1 de mayo, dia mundial del trabajador


El calendario nos marca una fecha que se recuerda en todo el mundo. Originada en los reclamos y manifestaciones en pos de los derechos de los trabajadores, esta fecha ha signifcado, más que una ocasión de festejo, una oportunidad de reivindicar derechos que muchas veces son pasados por alto, como las horas de trabajo y la seguridad en las condiciones de trabajo. Es verdad que existen leyes, incluso de rango Constitucional, que velan por esos derechos, el problema es que, por lo general, son pasadas por alto. Se las dobla y se las burla de mil maneras, y así, se acrecientan los despidos, el desempleo, y, como consecuencia inmediata se produce el crecimiento de la pobreza. Y así, no resulta extraño que muchos festejen mañana el Día del Trabajo desde su condición de desempleo, desde la desesperación de ver como todo sube de precio y uno no consigue traer el pan para el sustento familiar.
¿Qué hacer para cambiar tan funesto panorama? Quizás trabajar con las herramientas que tenemos, o sea, respetar las leyes, cumplirlas para que no sean solo letra muerta. Valorar el trabajo como instrumento para crecimiento del hombre y abrir nuevos caminos para vencer el desempleo masivo que crece cada día. La capacitación es también importante, e importante también dar oportunidad a la sangre joven, que no tiene experiencia pero que, si tiene una chance, puede beneficar y enriquecer a la sociedad. Talvez así no habría tanta delincuencia juvenil.Son en verdad, muchas cosas que meditar. Muchas cosas que necesitan atención, tanto de la sociedad como del gobierno.

Mientras tanto, a los que tienen la fortuna de contar con un empleo, muchas felicidades, siéntanse favorecidos.

miércoles, 29 de abril de 2009

A los maestros en su día


Siendo orgullosa hija de una maestra, no puedo dejar pasar el "Día del Maestro" sin decir nada. Es verdad que todos tenemos capacidad de enseñar algo, y ya lo señalaba el poema anónimo del Desiderata podemos aprender del ser más pequeño e impensable. Pero, es cierto también que hay personas que han decidido sacrificar su vida para hacer llegar a otros todo el conocimiento posible, abriéndole puertas que antes estaban cerradas, guíandoles en nuevos caminos. Hablo de aquellos que, por un camino u otro, han elegido la enseñanza como profesión. Son esos trabajadores del saber mal reconocidos y mal pagados que día con día dejan su sudor, sus fuerzas y hasta sus lágrimas en las aulas, buscando que los niños y jóvenes se superen. Ellos hacen el trabajo silencioso y metódico del jardinero que cuida cada planta con un cariño y una atención especial. Por supuesto, aun en este gremio encontramos de todo, desde esforzados humanos que no reciben una remuneración por el empeño diario, hasta quienes utilizan el magisterio para alcanzar metas políticas que nada tienen que ver con la enseñanza. Mi homenaje es para quienes abrazan el magisterio convencidos de la importancia que su trabajo opera en la socidad. Ante ellos, me pongo de pie y los aplaudo, esperando que alguna vez, ese sueño que hoy parece utópico de que el trabajo de los maestros sea debidamente reconocido, sea una realidad.
A los maestros y maestras que nos enseñan con su ejemplo: ¡GRACIAS!

lunes, 27 de abril de 2009

Beneficios del Yoga, una anécdota de blooper


El otro día, estando en un Shopping de la ciudad en compañía de una de mis hermanas, me sucedió algo digno de esos bloopers que muestran en la televisión. Se trabó la puerta del baño - conmigo adentro, claro está - una de esas puertas de formica desmontables que parecen de juguete y sirven de divisoria entre un excusado y otro. Al saber lo que ocurría, mi hermana intentó ayudarme desde afuera pero fue inútil. Ya estaba ella por ir a llamar a alguien para que nos ayude cuando, mirando el espacio rectangular que había entre la puerta y el suelo, resolví agacharme y pasar por allí, deslizandome como una víbora. Me arrastré por el suelo hasta salir por completo de mi encierro. Comentario al margen, creo que el piso quedó limpio luego de eso. En fin, nos reímos mucho luego de que todo sucedió. Por fortuna no me quedé atascada... Al comentar en casa lo sucedido, mi otra hermana atribuyó al yoga la facilidad que tuve para deslizarme y salir. No lo sé, no sé si atribuirle al yoga o al ingenio repentino que me mostró el camino más lógico despúes de no lograr abrir la puerta.
Sin embargo, me gustaría pensar que el yoga también formó un poco parte de esa facilidad, la flexibilidad que encontré para deslizarme y salir. Más que nada les cuento esto como una puerta para hablarles de los grandes beneficios que proporciona a la salud la práctica del yoga. Existen muchas clases de yoga, y yo prefiero dejar a los entendidos la explicación científica y profunda del tema, después de todo apenas tengo unos tres meses de práctica en el yoga Kundalini, así que mis conocimientos están casi en pañales. Pero, lo que sí puedo testimoniarles es que anímicamente me siento mucho mejor que antes de empezar la práctica. Me siento más alegre, positiva, creativa, más flexible tanto mental como físicamente. Si les interesa saber más sobre este tema, pueden, por ejemplo entrar en los dos blogs que sigo - indicados al costado de esta página - que se ocupan con mayor propiedad del tema.
Lo que hace bien a la salud, tanto física como espiritual y mental, no puede ser malo, y el yoga hace bien a la salud en todo sentido. Vivímos en un mundo agitado, acelerado y gobernado por el stress, y unos minutos de paz y quietud es a veces lo que necesitamos para poder continuar, para recargar pilas y así afrontar los desafíos que nos da esta vida alocada.
Si se deciden a practicar yoga, tengan cuidado de acudir a personas responsables y conocedoras de la materia que sepan guiarles en forma segura, no sea que queriendo mejorar la salud la empeoren por culpa de haber seguido cualquier cosa a la que rotularon "yoga". Las opciones son amplias y es bueno informarse. Mientras tanto, disfruten la vida, sonrián.

Para los amantes de las novelas de misterio. James Patterson







El 23 de abril pasado, se recordó el día del Libro. Pero, envueltos en la curiosidad, el morbo, o como quieran llamarlo, otras cuestiones menos intelectuales ocuparon nuestro interés. Sin embargo, nunca es tarde para instar a otros a que abracen el amor por la lectura, una pasión que abre puertas inimaginables, mundos que nunca pensamos. Afortunadamente, somos muchos en esa minoria, los que, en medio de la rutina diaria, nos atrevemos a tomar un libro, hojearlo y hasta leerlo.
Está escrito que en los libros, igual a como ocurre en la música, hay gustos para todo, y hoy les quiero hablar de mi escritor favorito. Un escritor que es, sin lugar a dudas, el rey del misterio, el genio de las novelas de detectives y psicópatas persiguiéndose en el antiguo juego del gato y el ratón. Me refiero a James Patterson, un escritor de nacionalidad norteamericana (Marzo 22, 1947), cuyos demás datos biográficos podrán encontrar facilmente accediendo a cualquier buscador de Internet. James Patterson se dio a conocer al mundo con su novela Along came the spider, traducida como "Vino una araña", llevada al cine, donde Morgan Freeman se encargó de darle un rostro tridimencional a su detective, Alex Cross. Alex no es un simple policía, es también psiquitatra y psicólogo, experto en estudiar los perfiles psicológicos de los asesinos que persigue. También es viudo y padre de familia, que toca el piano en su tiempo libre... En definitivas, un ser humano, con sus temores, sus dudas, su ingenio y no un simple personaje ficticio.

Cada historia con este personaje, es una aventura imperdible y atrapante. Cada libro te atrapa y no te suelta hasta alcanzar la última página donde dice "fin", pero la historia no termina, va siguiendo su curso en cada libro, envolviéndote en una telaraña de suspenso capaz de disparar la adrenalina del lector más flemático. En lo personal, actualmente, estoy leyendo Double Cross, donde nuestro detective se enfrenta a dos psicopatas despiadados que han resuelto desafiarlo personalmente.



La capacidad de Patterson para involucrarnos en sus libros no se limita al personaje de Alex Cross, ha escrito otros libros, incluso obras que no son ficción, y en colaboración con otros autores, ha también desarrollado otro mundo de misterio, esta vez gobernado por mujeres. Hablo del Women Murders Club, donde una mujer policía, se une a una médica forense, una periodista y una asistente fiscal para resolver los crímenes más retorcidos. La popularidad de esta serie ha llegado a la pantalla chica y también se ha visto transformada en juego de computadoras.



A los que gustan de las novelas de detectives, y ya no se conforman con las historias de la prolífica Agatha Christie - que, a la larga terminan pareciendose todas - les recomiendo este escritor. En su página web oficial y en otros sitios del azul - Internet - encontrarán un detallado listado de sus libros. Estoy segura que no se sentirán defraudados. Que lo disfruten.

sábado, 25 de abril de 2009

NAMASTE


A pedido de mis lectores. Si miran la barra de video de mi blog van a poder encontrar un video que les recomiendo observen con atención. Se trata de una hermosa realización donde se explica el significado de la palabra Namaste, tradicionalmente usada en la India como un saludo. Pero es mucho más que eso, aquí me atrevo a hacerles una traducción personal de esta explicación, desde ya, los errores de concordancia y el desorden son míos. Pero más que nada les insto a que miren el video. Por las dudas, pueden ingresar en http://www.youtube.com/watch?v=YcgNJ7cgDVs para verlo.... Disfrútenlo.

NAMASTE
La antigua bendición sanscrita
NAMASTE
La palabra en sanscrito Namaste significa
"yo saludo a lo divino que hay en tí"
Namaste
Namaste es la chispa divina en una persona
reconociendo la chispa divina en otra.
La Vida en mí ve y honra la Vida que hay en tí
Esta es una especial expresión de profundo respeto
Namaste
reconoce la dualidad que ha existido siempre en el mundo
y sugiere un esfuerzo por unir esas dos fuerzas llevándola finalmente
a la unidad y al no - dual estado de unicidad
En otras palabras, reconoce
la igualdad de todos y rinde honores a lo sagrado en todo.
Toda la acción de Namaste
envuelve en sí misma los tres niveles
mental, físico y verbal.
Yo rindo honores al lugar en tí donde el Espíritu vive
El espíritu en mí se encuentra con el espíritu en tí
Yo saludo al lugar donde tú y yo somos uno
Yo saludo al lugar en tí que es Amor
Recibo al espíritu que hay en tí
Yo saludo al lugar en tí que es Verdad
Que la vida en tí tenga fortaleza
Yo recibo al lugar en tí que es Luz
Yo reconózco al lugar en tí que es Paz
Porque en cada uno hay un lugar donde la Paz vive
Yo reconozco que todos somos iguales
Reconozco que todos los seres a su manera tienen la forma de expandir mis
horizontes.
Cuando estás en ese lugar en tí y yo en mí
Entonces somos uno
Somos capaces de reconocer la divinidad de los otros
Podemos percibir la línea o el cordón único que nos conecta a todos
con el Universo y todos los seres
lo mismo que con la fuente de esa interconexión
Aceptando que todos somos uno (unicidad)
Nos ponemos de acuerdo en percibir el conocimiento que llega a nosotros
en forma de ejemplos, consejos y enseñanza directa
Uno puede despertar a la sabiduria
que abre tus ojos a nuevos mundos de posibilidades
Cuando asumimos que todos los que conocemos
son especiales y únicos en su esencia
Siempre debemos demostrar
a toda gente la misma generosidad, la misma cordialidad, cuidado, compasión
y entendimiento
Sin pensamientos egoistas ni segundas intenciones
además de demostrar respeto total.
El modo que vivimos, nuestra vida diaria
tiene un enorme impacto en los que nos rodean.
En lugar de considerar lo que nos separa
practicar Namaste permite que nos sintamos menos solos en el mundo
Empezamos a entender
que debemos tratar a todas las personas como si todos formaramos parte de una familia
Somos uno con el Cosmos, aunque no nos demos cuenta de ello.
Practicando Unicidad
ganamos consciencia de más aspectos sutiles en nuestro ser, nuestro ser en sí
una completa identificación con el cuerpo de luz
Que todos los seres encuentren y tengan felicidad
Que sean todos libres de sufrimiento y enfermedad
Que todos nos miremos al espejo y veamos a los otros reflejándonos
Que todos seamos uno,
viviendo en unidad,
una familia,
un corazón,
un corazón iluminado con la luz brillante de la compasión

NAMASTE

Hijos como carnes de cañón



Toda criatura, niño o niña, nace con derechos inalienables adquiridos en el momento mismo de su concepción. Entre esos derechos, los más básicos son el derecho a tener un nombre, es decir, ser reconocido por sus progenitores y el derecho a recibir una asistencia integral de parte de estos. Cuando ambos o uno de ellos no cumple, estan previstas las pautas para reclamar ese cumplimiento, resguardando, ante todo, los intereses de ese niño o niña. Así por ejemplo, se inicia ante las instancias tribunalicias respectivas la demanda por filiación, cumpliendo los recuados necesarios, presentando pruebas, etc. En nuestro país, como en casi todos en la región, el Código de la Niñez y la Adolescencia se encarga de legislar claramanete cada paso a seguir. Y en todo ese cuerpo de ley se advierte que el interés máximo que lo guía es el interés del niño en nombre de quien se inicia esa demanda. Lo que está mal - malícimo realmente - hacer, es exponer al niño a traumas innecesarios. En un juicio de filiación, por ejemplo, el único momento en que el juez requerirá la presencia del menor ante sí o ante la persona asignada será, si se pidiera, a la hora de llevar a cabo la prueba del ADN, es decir, para la extracción del material a estudiar. Es muy raro que el juez o la jueza de la Niñez y la Adolescencia requiera la presencia del menor afectado en su despacho. Así, no es necesario llevarlo el día que se presenta la demanda ante la secretaría correspondiente, o e la mesa de entrada. Por eso me parece espantoso que una madre que reclama un derecho para su hijo lo lleve ante las cámaras de la televisión, lo exponga de manera innecesaria, usándolo como carne de cañón, a la espera quizás de la compasión ajena. Se sabe bien que la prensa no tiene reparos para hacer preguntas que pueden resultar traumáticas para una criatura que no llega ni a los siete años, y, aunque tuviera más. Nadie objeta un reclamo hecho con todas las de la ley, pero no es necesario someter a una criatura a la abierta injerencia de gente que a quien solo puede interesarle morbosamente la existencia de ese niño.
No es necesario dar nombres, no es necesario apuntar con el dedo a nadie. Tampoco el ánimo es ponerse del lado de quien no cumplió, de ser verdad la demanda, ese deber previsto por la naturaleza y reconocido plenamente en la ley, pero, hay formas y formas. Lo mismo pasa en los juicios de divorcio, fuera y dentro de las salas tribunalicias, donde los hijos son chantajeados emocionalmente por sus padres, obligados a competir por ambos. Es verdad que los niños de hoy dia no son tontos y no se les puede ocultar nada, ya que ellos lo perciben todo, pero, no por eso es necesario someterlos al escrutinio público, al que poco le importa su desarrollo y su integridad emocional.

miércoles, 22 de abril de 2009

Lugo: ¡Basta de sorpresas desagradables!


Señor Presidente de la República, talvez esta carta abierta nunca llegue a sus ojos, pero aun así, tantas manchas a la imágen de nuestro país, hace necesario este pedido: ¡Basta de sorpresas desagradables! La juventud y la población en general que le votó hace un año atrás, hoy se siente desilusionada con tantas sorpresas, con tantas indefiniciones suyas... No estoy hablando de los hijos que día con día reclaman su paternidad. Es tarea de la Justicia resolver esas denuncias en su contra. Esa es cuestión de su consciencia como hombre y como persona privada cumplir su obligación a ese respecto.

Lo que a mí como ciudadana y paraguaya me interesa es lo que esta haciendo o dejando de hacer como Presidente de la República. Es loable su notoria buena voluntad y preocupación por los problemas sociales que son un cáncer en este país, pero no es suficiente. Es cierto que recién empieza, pero la triste imágen que usted da es de querer dar el gusto a todos y eso, como debe saberlo, es imposible. Lo que reclamo es su actuar incoherente en los manejos del país. Un día dice blanco, y al siguiente dice negro, dejándonos mareados a todos y sin aliento... Ojalá tomara su trascendente papel en la historia de nuestro país con mayor y notoria seriedad. Este país necesita que, como cabeza, se ponga las pilas y lo gobierne, por supuesto, no como un Dictador, sino con seriedad, seguridad, sin cambiar camaleónicamente sus desiciones. Por favor, cuando estos escandalos privados le den un poco de espacio, siéntese en su despacho a solas y abra nuestra Carta Magna en el artículo 238 DE LOS DEBERES Y ATRIBUCIONES DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA. Nunca está demás refrescar la memoria y cumplir lo que juró ante el pueblo y ante Dios. Por favor, señor Lugo, ya no manche la cara de nuestro país con acciones como la firma, a espaldas de quienes le votamos, de ese dudoso acuerdo con Venezuela. Ya no endeude al país, más de lo que se encuentra. Cuando va por la calle, resguardado tras el blindado de su vehículo presidencial, mire más allá de su ventanilla, mire con atención esos rostros sucios de los niños de la calle. Puede que no tengan su sangre, pero también son, de cierta forma sus hijos, los hijos abandonados de toda la sociedad. Ese es el rostro de nuestro presente, y lo será del futuro si no se hace algo efectivo respecto a ese problema y millones más que enfrenta nuestra sociedad. No es preciso que le recuerde que nuestros mayores problemas afectan a la salud y educación de nuestro pueblo empobrecido. Y si necesita ayuda, pídala. Recurra a la ciudadanía.... Sea coherente en sus decisiones, y puedo asegurarle que más personas estarán dispuestas a ayudarle. Cuando elija a sus asesores y colaboradores, cuide que sean personas próbas, que estén realmente comprometidas con el país y no solo con su bolsillo.

Señor Lugo, usted es hoy el rostro público que representa nuestro país. Por favor, déje de mancharlo con tantas incoherencias. Haga algo respecto a esos supuestos hijos si es que son suyos y póngase las pilas para gobernar este país que necesita, como un barco, un timonel.

Tierra: ¡Felicidades en tu día!


Hoy fue el día de la Tierra, día cuyo objetivo no es otro que hacernos tomar consciencia de que este planeta es nuestra gran casa y que nos necesita. Necesita que la rehabilitemos, que curemos las heridas que nuestro egoísmo le han causado desde que la poblamos. Con tantos árboles talados, tanta contaminación, tantas especies vegetales y animales extinguidas por nuestro activo proceder, este día más que de festejo es de llamada de atención. Un día para mirar al futuro, y empezar hoy a cuidar de lo que aun tenemos. ¡Ojalá todos los días se recordara el DIA DE LA TIERRA!, así quizás cuando los niños de hoy sean adultos, aun tendrán esta gran casa para vivir.

martes, 21 de abril de 2009

Algo bueno para compartir


Manejando por la ciudad, se ven muchas cosas, buenas y malas. Hoy quiero contarles una cosa buena. Una sorpresa grata, un gesto que me llamó la atención y que quiero compartir con ustedes.
Como suele ocurrir, en la ciudad plagada de autos, unos más lujosos que otros, al dar la luz roja nos amontonamos en fila india, esperando la señal de largada, como en una carrera, para continuar nuestro camino por ese río caudaloso llamado tráfico. A nuestro alrededor, estan los personajes de siempre. Un señor vendiendo fruta de estación, niños arapientos preparados para limpiar los parabrisas a cambio de míseras monedas. En una vereda cercana, dos señoras, rodeadas de más niños, otro vendedor de frutas conversando con ellas... El sol quemando la tarde con su fuerte presencia luminosa.
Ahí, a dos autos de distancia, de una camioneta lujosa, compacta y de última generación, baja una señora joven y abre la portezuela trasera de su cuatro por cuatro. Cualquiera pensaría que su auto se descompuso, o bien, que la portezuela trasera no estaba bien cerrada y ella bajó para corregir ese detalle. Sin embargo, les confieso que no esperaba lo que siguió a continuación. Con un gesto de la mano, llamándola por sobre el ruido de la calle, indicó a una de las señoras sentadas en la acera que se acercara y después le dió una plancha entera de leche en cartón. Después volvió a subir a su vehículo, justo a tiempo para la luz verde. Sobra decir que luego de eso, la cara de la señora que estaba sentada en la vereda rodeada de criaturas estaba iluminada con una sonrisa amplia. ¡Por lo menos hoy sus hijos tendrían leche para tomar!... No quisiera pensar que fuera a darle otro destino que no sea la panza vacía de esos chiquillos descalzos, de edades que oscilaban entre los dos a los diez o un poco más de años.
Les cuento este gesto, para mí notorio y sorpresivo, con la intensión de contagiarles con esa alegría y esa esperanza que representó para mí ser testigo de algo tan fuera de lo cotidiano. No creo estar exagerando al llamarlo extraordinario y aplaudir de pie a la desconocida anónima que dió un poco de sí a otros que necesitaban más que ella. ¡Que linda forma de manifestar ese amor al prójimo del que tanto se alecciona y que poco se aplica! Ojalá más personas hicieran lo mismo. No necesariamente con una plancha de leche, sino con lo que pueden, con lo que está al alcance de sus bolsillos y su voluntad.
Por lo general cuando paramos con el auto ante un semáforo y un niño de la calle corre a nuestra ventanilla a pedir limosna, le damos esa moneda insignificante que más le aprovecha y tranquiliza a nuestra consciencia que beneficia a esa criatura. No olvidemos que lejos de convertirse en un futuro pan, generalmente, esa moneda termina ante el mostrador de cualquier despensa a cambio de cigarrillo o de caña para el adulto que utiliza a ese niño como mendigo. Es por eso que el gesto de esa mujer es digno de ser mencionado y quizás hasta copiado. Claro, como ya dije, esa señora que recibió la plancha de leche puede ir a venderla a cambio de otras cosas - hasta bebida alcohólica - en lugar de alimentar a sus hijos. Pero razonar así es sólo un signo más de que estamos acostumbrándonos a pensar mal del prójimo. Pensemos en cambio, tal como quizás deseó la dueña de la camioneta, que esa leche tuvo el destino deseado y más que nada, volvamos a resaltar este gesto humano que merece la pena ser imitado. Este gesto es como una pequeña chispa de luz en el oscuro egoísmo de nuestro acelerado mundo. Nos enseña que aun en el Mundo hay gente buena y dispuesta a dar una mano a su hermano.
Me despido de ustedes por esta vez con un proverbio chino que Lin Yutang transcribe en su libro "La importancia de Comprender":
La bondad en un balde es devuelta en un tonel.

Disfruten de la vida.

sábado, 18 de abril de 2009

Es hora de seguir adelante


En el Paraguay esta semana sufrimos un shock, aunque no del todo sorpresivo porque se veía venir, las malas lenguas lo anunciaban, los chismes lo susurraban. Pero cuando Lugo, Presidente electo por una alta y extensa mayoría que quería cambio, dijo "esta es mi cara", reconociendo que el hijo que se le atribuía era suyo, el país entró en estado de conmoción. La vieja escuela se escandalizó, ¿cómo un cura, un obispo de la Iglesia Católica, va a tener un hijo? Algunos lo condenaron, otros aplaudieron su valentía al reconocer un error que raya en el delito, estando de por medio una menor supuestamente seducida. Algunos señalan que este escandalo ya estaba por estallar hace un año atrás cuando la banda presidencial aun no la lucía el hoy protagonista de tantas opiniones y juicios. Es verdad que nos engañó, es verdad también que engañó a los propios miembros de la Iglesia Católica. Nadie discute que fue un deslíz enorme el suyo al romper con las reglas impuestas por el celibato, reglas que juró cumplir. Pero en un país donde la paternidad irresponsable obliga a madres solteras a cumplir el doble rol de padre y madre para sus hijos, a quienes crian y dan la vida por ellos solas, no deja de merecer un aplauso, pequeño puede ser, el que reconosca y cumpla con ese hijo que no pidió venir al mundo y que lleva su sangre. También es cuestionable el hecho que esperara tanto - dos años - para darle su apellido a ese niño, y miles de cosas más. Es tanto lo que se puede opinar sobre este tema y tanto lo que se seguirá opinando, regeros de tinta en los períodicos, opiniones lanzadas en la radio, en la televisión, en todos los medios... Sin embargo, es hora de seguir adelante, ya permitimos que siga gobernando, nadie movió un dedo para quitarlo de donde esta por las vias previstas en la Constitución, y eso está también bien, pues, si bien nos engañó, burlandose quizás de la credibilidad o credulidad de muchos, el hecho de que haya tenido un hijo siendo Obispo afecta más su vida privada que sus funciones de Presidente de la República.

Es hora de seguir adelante, decía, es hora de darse cuenta que el hecho de que Lugo tenga uno o mil hijos es el menor de nuestros problemas como país. Tenemos un alarmante índice de pobreza, una pobreza con rostro de niño de la calle, sucia y desesperanzada. Tenemos problemas en materia de salud, de educación. En nuestro país los libros son tan inaccesibles, que la lectura es un lujo reservado a una minoría, mientras el analfabetismo total o el funcional crece de la mano de la pobreza. Los problemas sociales son cada vez más dramáticos, al punto que el país se encuentra - sobre todo en el interior - en un punto de ebullición. La lista es extremadamente larga, a un problema le sigue otro, en una interminable cadena que desmoraliza. Así que es hora de salir del shock y continuar luchando codo a codo por este país, que, para bien o para mal, es nuestro, es la tierra que nos vio nacer. No dejemos todo en manos del gobierno - ya hemos visto que esa es una utopía sin solución - organicémosnos y busquemos la forma de dar a nuestro país, a nuestro Paraguay un futuro más promisiorio y esperanzador que el que se vislumbra hoy.

viernes, 17 de abril de 2009

Descripción para el futuro


Árboles que rebosan de hojas verdes, prados matizados de flores, el canto de las aves, el chirrido ininterrumpido de las cigarras, el cielo azul, límpido, surcado por nubes que parecen gigantes copos de algodón de formas caprichosas. Más allá, susurrando entre pequeñas rocas, un arroyo de aguas cristalinas que se abre paso en lo profundo de la tierra, bajo la sombra de un bosque de árboles frondosos. En la cúspide, una montaña que pretende tocar el cielo y allá, a miles de kilometros, el ancho mar con sus secretos aun por descubrir... Esta podría ser la descripción de cualquier bosque, o cualquier paisaje de tierra adentro, en cualquier afortunado país, donde la naturaleza aun respira, aun lucha por su vida. Lo triste es que dentro de poco, si no hacemos nada o algo, esta descripción general será parte del pasado, parte de la prehistoria y la historia pasada , como lo fueron los dinosaurios en su tiempo, o como las culturas de las que hoy sabemos que existieron por sus restos y por lo que de ellas se leen en los manuales y enciclopedias de Historia. Dentro de poco, cuando los niños de hoy, o sus hijos, sean grandes, si no tomamos consciencia de nuestro papel en la preservación del planeta, este paisaje tan acojedor y bucolico se transformará en un desierto inhabitable, calcinado por el sol, azotado por los elementos descontrolados de la naturaleza, descontrolados y furiosos contra el hombre que lo destruye a cada paso.

Pido disculpas por la reiteración del tema, pero, como está nuestro planeta, es necesario repetir una y otra vez la queja, la voz de alarma sobre el futuro que nos espera. Anotémonosnos de una vez por todas en la preservación de lo poco que nos queda, no nos quedemos de brazos cruzados viendo como se talan los árboles y los ríos y arroyos se transforman en vertedero de basura. Empecemos quizás en el único lugar que realmente gobernamos, nuestras casas, ahí, plantando una pequeña plantita o cuidando de tirar como corresponde cada desperdicio, ya estaremos haciendo un poco, aportando un pequeño granito de arena que quizás se contagie a los que nos rodean. Que este paisaje que aun podemos ver directamente, siga perteneciendo a nuestra realidad, a nuestra vida, y no se pierda en las páginas de un libro desactualizado. Ayudemos, dentro de nuestras posibilidades a que el planeta siga viviendo. Después de todo, si él muere, nosotros también moriremos, no teniendo otro lugar donde vivir. Es verdad que ya se planifica la vida en la Luna o en otros planetas - algo que suena a ciencia ficción pero que cada vez es una posibilidad cierta con los avances tecnológicos con que contamos - pero, nunca será igual. Ese rico tesoro de árboles y vegetación generalizada, de aves alegres cantando en las copas de los primeros, no formara parte de ese paisaje. ¡No dejemos que eso ocurra!

sábado, 11 de abril de 2009

Felices Pascuas


A todos los creyentes y no creyentes en la Resurreción de Nuestro Señor Jesucristo, Felices Pascuas. Y dejénme que les regale aunque mas no sea un fragmento de mi Salmo favorito, el Salmo 22...


El Señor es mi pastor; nada me falta;

En verdes pastos él me hace reposar.

A las aguas de descanso me conduce

y reconforta mi alma...


Ustedes pueden leer todo este Salmo en el Libro por excelencia, un Salmo lleno de esperanza, que es lo que esta breve entrada quiere hacerles llegar hoy. ¡Felices Pascuas!

martes, 7 de abril de 2009

Eso era antes


Estamos en una semana muy especial para nosotros - me incluyo - los católicos, estamos en Semana Santa, una semana en que recordamos los últimos días de Nuestro Señor Jesucristo aquí en la Tierra, asi como su Pasión y Muerte. Antiguamente por estas fechas, la gente acostumbraba a ir a misa, guardar mucho sigilo, no hablar alto, incluso el Viernes Santo todas las transmisiones de radio, y luego de televisión se interrumpian o su programación habitual se reemplazaba con música clásica de contenido sacro. Todas esas costumbres se han ido perdiendo de a poco, al punto que ya nadie se escandaliza porque a alguien se le antoje organizar una fiesta en pleno Jueves o Viernes Santo, sobre todo en esta última fecha que es considerada de duelo por ser la fecha en que se conmemora la muerte en la cruz de Jesús. La Semana Santa era una época de reflexión, de silencio, de mirarnos un poco por dentro y ver como estamos en la tarea de vivir como humanos y católicos. Hoy en dia eso es cosa del pasado, la Semana Santa es para muchos, una época de vacaciones cortas y diversión, nada de pensar en nadie. No es mi intención criticar a nadie, asi como tampoco subestimar las religiones y creencias ajenas que respeto con toda humildad, simplemente pretendo, al hablar de esto, llamar la atención de como viejas tradiciones se van perdiendo, algo que si se quiere, es triste. No tanto por el simbolismo, pues, el simbolismo vacio es pura propaganda, pura payasada que no sirve de nada, lo que quiero rescatar es esa frase: "tiempo de reflexión", considero que, si bien, no es necesario llegar a extremos de no poner música o hablar como si estuvieramos en un velorio, no sería mala idea de usar ese "tiempo" y relexionar un poco, sin importar nuestra religión, de como estamos viviendo nuestra vida y como estamos haciendo que esta vida no sea solo una cáscara vacía sino que, en la caridad con el prójimo, con aquel que esta a nuestro lado, y la caridad con nosotros mismos, ya que dicen que la caridad se empieza por casa, nuestra vida de sus frutos.

Les dejo una frase para pensar,escrita por San Josemaria Escriba de Balaguer en su libro Surco: "Ama a los buenos, porque aman a Cristo... - Y ama también a los que no le aman, porque tienen esa desgracia..., y especialmente porque El ama a unos y a otros."

domingo, 5 de abril de 2009

Lluvia negra


A los habitantes de Asunción y alrededores, la naturaleza nos sorprendió ayer con una fuerte tormenta con vientos de prácticamente cien kilometros por hora y algo muy particular, una fuerte lluvia negra, fruto, según los entendidos de la excesiva sequía anterior, al igual que el humo proveniente de incendios de zonas cercanas como los pastisales de Formosa, Argentina y otro en Chaco-í, Paraguay, bueno, al respecto les sugiero que lean los diarios on line locales, donde la información será más precisa, incluso pueden mirar la barra del costado de este blog donde aparecen noticias desde nuestro querido país; lo destacable de todo esto es que esta "lluvia negra" que ayer nos baño, manchando ropas, autos, todo, llenando las calles de charcos negros, ensuciando piletas de natación y fuentes, es otra llamada de advertencia hecha por la naturaleza para sus mayores destructores, nosotros los humanos. Como dijo un locutor de radio, "es evidente que la Tierra ya no quiere vivir con nosotros" - los humanos - y no es de extrañarse, teniendo en cuenta el ahínco con el cual la atacamos, el gran empeño que se pone en destruir la naturaleza, talando árboles, poluyendo el agua, convirtiendo todo el planeta en un gran basurero pestilente.

A riesgo de sonar repetitiva, hablo otra vez hablo este tema, de la destrucción de la naturaleza. Un tema que es siempre vigente y que lo será siendo mientras no tomemos consciencia de que estamos destruyendo nuestro habitat. ¡Es hora de hacer algo para recuperar nuestro hogar! Que esta agua negra que manchó nuestra tarde asunceña sirva de motor para que hoy, no mañana - mañana podría ser tarde - para que hagamos algo efectivo, ya sea para recuperar lo que hemos perdido, si es posible, y, ante todo, preservar lo que aun nos queda. Una cosa más en que pensar. Que tengan una excelente semana.

jueves, 2 de abril de 2009

Nos nace la desconfianza


A cualquiera le puede pasar. Hoy estacione mi vehículo cerca de un Shopping centrico y, por esas cosas de la vida, una de mis ruedas fue a posarse justo sobre un clavo. Sobra decir que la rueda se pinchó, y confieso que yo no se cambiar ruedas, además mi auto es grande y pesado, y no me considero Hércules. En fin, el niño, que por cierto me estaba guiando para estacionar, uno de esos que estan por ahí, cuidando los autos, se ofreció entonces a cambiarlo, bueno no se como pensaba hacerlo. Y detrás de él, llegó un vendedor ambulante y se puso a ayudarlo. La cosa es que de pronto tenía cuatro autoproclamados "gomeros" peleando con la pesada rueda cuyos tornillos se negaban a desprenderse. Mientras ocurria todo aquello, yo no podía hacer callar la voz de esconfianza que murmuraba en mi cabeza, preguntándose, que pasa si quieren asaltarme, tendrán buenas intenciones. Todos esos asaltos nuestros de cada dia, toda esa violencia con que se cobran los bienes ajenos, me llevo a esos funestos pesamientos de desconfiaza. Por fortuna, era una desconfianza injustificada, aquellas personas solo pretendieron ayudarme desinteresadamente. ¿No es genial que aun hoy, cuando todos parecen sumidos en su propio egoismo, existan personas dispuestas a ayudar al prójimo aunque más no sea para cambiar una rueda? Es un detalle pequeño, pero que nos enseña que aun hay personas dispuestas a pasar una mano a su semejante y que la desconfianza, aunque justificada, no siempre debe gobernar nuestras acciones.