miércoles, 13 de enero de 2010

La vida es una fiesta de máscaras.

La vida es una fiesta de máscaras. Nos enseñan a ir por la vida ocultando nuestros verdaderos sentimientos, aparentando lo que a veces no somos o, en todo caso, aparentando lo que la sociedad espera que seamos. Y es tanto nuestro temor al rechazo que usamos esa máscara hasta con nosotros mismos.
Nuestra sociedad, aunque más moderna, no difiere mucho de lo que vivió y puede leerse en las novelas de Jane Austen, donde todo era apariencias y donde, la persona, lejos de tener valor por el simple hecho de ser persona, solo tenía cierta importancia según sus relaciones, según el circulo social en el cual se movia y su árbol genealógico. Y si bien, hoy la sociedad es un poco más abierta, aun se tiene en cuenta esos valores, no se valora a la persona por ser persona, se le da importancia según los objetos materiales que posee.

http://www.youtube.com/watch?v=t9I2Gvf-ZwI

No hay comentarios:

Publicar un comentario