martes, 23 de marzo de 2010

Lo que se puede hacer



Días atrás con una amiga muy querida, fuímos a oir misa de Domingo en una iglesia muy significativa dentro de la ciudad de Asunción. En realidad, es una parroquia como muchas otras en la ciudad, pero lo que se encuentra en ella es algo que no se ve en otras parroquias, o, por lo menos, yo no lo ví. Estoy hablando de la parroquia San Rafaél. Allí bajo la mano conductora del padre Aldo Trento abundan las obras sociales al servicio de quienes más la necesitan, hay escuela, hospital, asilo de ancianos, en otras palabras, abrigo y cobijo para nuestros hermanos más desamparados. Pero todo lo que yo pueda decir al respecto de este lugar, siempre quedará corto, creo que lo mejor que puedo hacer es darles el link para que visiten la página en internet de este sitio cargado de esperanza donde lo mejor del ser humano se traduce en la ayuda de quienes no tienen. De paso, si les interesa, allí encontrarán miles de formas de aportar ese granito de arena que hace que la vida de los menos afortunados sea un poco más llevadera. Y ese granito de arena no necesariamente tiene que ser un aporte en dinero, bien podría ser simplemente compartir un tiempo, por ejemplo, con los enfermos de sida, o con los ancianitos de los asilos. Aquí tienen el link http://www.sanrafael.org.py/

Y en ese lugar, además de las obras humanas, también se pueden encontrar otras cosas que llaman la atención, por ejemplo la exposición sobre la vida cotidiana en las Reducciones Jesuíticas titulada "Una vida feliz para Dios y para el Rey", lugar donde tuve oportunidad de sacar fotos de la maqueta gigante que recrea con maestría el esqueleto de una iglesia de la época de las Reducciones. Más datos sobre la misma también van a poder encontrar en el link que les acabo de dar. Yo quise compartir con ustedes este maravilloso descubrimiento, destacando las cosas buenas que se pueden hacer en nuestro medio, con el trabajo en equipo y el servicio al prójimo como pilar guía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario