miércoles, 2 de junio de 2010

Quisiera no quererte


Quisiera no quererte
quisiera ser fuerte y no desearte
Pero basta una mirada,
una sonrisa callada.
basta una sutil travesura tuya
para que en mi pecho renazca la ternura
ternura que me habla de ti
que sueña tu nombre
que forma tu rostro.
Vuelve a surgir en mi pecho
ese sentimiento
que el corazón se empeña y mi razón condena.
Sé que nunca serás para mí
que de ti nada debo esperar.
Y aunque lo sé, y sé que a tu lado
el camino sencillo no será
mi corazón no sabe combatir contra este amor
no tiene fuerzas para refutar su existencia
Un amor que me dicen es solo deslumbramiento.
Y me pregunto...
Cómo es que yo
sabiendo todo lo que sé
como es que aun con pleno conocimiento
de que tú tal vez sólo me des sufrimientos
No se apaga la llama de este sentimiento
Débil es mi corazón, débil la voluntad que me mueve
que no escucha razón
que se empeña en tu amor
aunque escondiendo vaya que te quiero

No hay comentarios:

Publicar un comentario