miércoles, 9 de febrero de 2011

Cupido en serios problemas



Se acerca el día de los enamorados, el día de San Valentín. Pena que nadie se acuerde ya de ese santo y que se haya comercializado en forma desmedida. Las vitrinas de todas partes del mundo estallan de corazones rojos y palabras relacionadas con el amor... Pero en medio de todo esto, Cupido, el angelito travieso a quien se le atribuye los "flechazos" amorosos, se encuentra en serios problemas.... Están los que se preguntan donde demonios está, o por qué no flecha a la persona que nosotros queremos, personas para quienes el día de los enamorados no es un día de celebración, sino el recordatorio amargo de que en un mundo de parejas, aun no han encontrado su media naranja, medio pomelo o como quieran llamarlo. Y luego están los que si se encontraran cara a cara con Cupido le pedirían explicaciones: "¿Por qué hiciste que me enamorara de este sángano?" El pobre angelito debe andar escondiéndose con tantos reclamos.
Pero dejando de lado a este místico personaje, sería bueno que la fecha que se aproxima, además de ser la excusa para que los distintos comercios hagan su agosto en febrero, sirva para reflexionar cómo andamos en el departamento del corazón, de los sentimientos, de nuestra relación con los demás, y no solo con nuestra pareja, espos@, novi@ o lo que fuera, sino además con las personas que nos rodean y que son importantes en nuestra vida, ya sea que nos una la amistad, el lazo de sangre u otro vínculo. Vivimos en un mundo tan acelerado que a veces olvidamos los detalles, un gesto, una sonrisa, un poco de compasión. Muchas veces, ese pequeño detalle tiene más peso y valor que lo que puede tener cualquier joya cara... Y cuantas veces lo olvidamos...
El día de los enamorados es un solo día en el calendario, como lo es el día de la madre, el dia de la amistad, del niño, etc... pero eso es simplemente para simplificar las cosas, para que los comerciantes sepan cuando promocionarlos... Lo bueno seria que esas fechas se recordaran todos los días.
¡Feliz día de los enamorados!... No importa cuanto te deba Cupido, ojala lo celebres aun cuando tu Valentín sea tu perro, o tu loro, o simplemente la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario