viernes, 13 de mayo de 2011

Mi Patria olvidada, Paraguay 200 años

A un paso de cumplir 200 años de vida, el país vive una efervescencia de patriotismo. Las calles se llenas de banderas, todo el mundo porta orgulloso en el pecho la escarapela tricolor. En los colegios y escuelas la historia del Paraguay se estudia con más ahínco. A mi también me contagia este fervor, me gusta ver tantas banderas decorando las calles. Esta muy bien recordar lo que nos hace la nación que somos, nuestra cultura, nuestra música, la historia que fue moldeando el Paraguay en sus jóvenes 200 años de vida, pero tanto festejo parece habernos cegado, de pronto nos invadió la amnesia y perdimos de vista un montón de deudas sociales.
Solo por curiosidad, ¿será que en este festejo del Bicentenario del Paraguay, alguien recordó a los excombatientes del Chaco? Esos pocos viejitos que quedan ya, olvidados en el Cuartel de la Victoria o sobreviviendo a penas en sus casas, con suerte, o en la calle...¿Y a los niños de la calle donde los escondieron? Alguien pensó quizás en que tienen que comer, y que si se drogan con cola de zapatero y crack es para olvidar el hambre que los golpea... Los niños olvidados en las casas hogares por sus propios padres, mal llamados como tales....la salud, la educación...tantas deudas sociales que carcomen nuestro futuro, tantas cosas pendientes.
No quiero decir con esto que esta mal celebrar 200 años de vida independiente, pero me hubiera gustado ver hoy en ese escenario de festejos y color un atisbo de luz esperanzadora. Que tanto gobernantes como gobernados, porque este país lo hacemos todos, busquen una verdera medicina que cure tantas enfermedades sociales y permitan que cuando cumplamos 300 años, este Paraguay sea realmente un país con futuro y progreso. Me hubiera gustado ver un verdadero compromiso con los más golpeados de nuestra sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario