jueves, 16 de junio de 2011

En blanco

A veces quiero escribir, sin parar y sin medida, pero, sentada ante la pantalla de la computadora de pronto la mente se pone en blanco, y, aunque afloren miles de ideas, ninguna parece florecer para formar una historia.
El cansancio, el estrés... las razones son muchas, pero el deseo de sacar afuera un montón de sentimientos no para, dolor, soledad, amor, incomprensión.. y luego más soledad, soledad que es a veces de hielo y en otras, se presta para formar historias que pretenden tapar su existencia... Y surgen luego los poemas, llenos de dolor y de deseo, ansiosos de cambiar la realidad y el día a día, y prestar un poco de luz a tanta tiniebla. Y así, vamos por la vida, vegetando a veces más que viviendo, sobreviviendo aunque sin mucha voluntad.
Otra página que queda en blanco, mientras hay tanto que decir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario