sábado, 16 de julio de 2011

Pheobe vuelve a la arena, o mejor dicho a su diario

¿Se acuerdan de Pheobe, que escribía su diario en este blog? Bueno, ella insiste en volver, dice tener mucho que contar, aunque no precisamente historias sino solamente sus locas ideas....¿La dejamos volver?.. Bueno, si no lo hacemos insistirá hasta el agotamiento. No sé en realidad que tanto quier contar, puesto que su vida sigue tan monótona como siempre, pero, bueno démosle la bienvenida después de su prolongado silencio.


Diario de Pheobe

Hola querido,Diario, después de tanto tiempo, de tanta agua pasada bajo el puente, he decidido sentarme de nuevo a escribir...Y que ha sido de mi vida en todo este largo silencio, bueno, muchas cosas. Amigos que van y otros que vienen, amigos que quedan, caras nuevas, caras no tan nuevas. Un trabajo que se ha convertido en la fuente de muchas cosas buenas, incluso un norte en una brújula que parecía algo descompuesta.
Pero ahora no quiero hablar de eso, sino de otra cosa...Estoy viendo una pelicula romántica, otra historia de amor que termina bien, y pienso...¿Acaso solo en las películas alguien encuentra su media naranja?...¿Dónde están los hombres?... ¿Donde hay que buscar alguien que valga la pena?... Bueno, este tema da para mucho, para largo rato, pero si, puede que estemos buscando en el lugar equivocado, y también puede que no sea necesario buscar... Lo que funciona para uno no precisamente funciona para otra persona.Me acorde nomás de algo que me dijeron el otro dia, por razones de trabajo conversamos con un señor que si lo miraras, bueno, ni siquiera le darías un segundo de tu tiempo y que resulto ser un hombre con todas las letras, mejor dicho un buen ser humano, sin importar que fuera feo y dijeron mis amigas, por que nunca encontramos alguien asi.. Y llegamos a la misma conclusión, facilmente caemos en la tentación de juzgar al libro por su portada, y olvidamos que a veces, ese librito más ajado, ese es el que contiene historias más interesantes; juzgamos a las personas por su aspecto, por su portada y olvidamos que lo que realmente vale es lo que llevamos dentro, eso es lo que perdura, no lo externo.. bueno, ya no quiero cansarte por hoy querido diario..ya volveremos a encontrarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario