viernes, 2 de marzo de 2012

El vacío

El vacío se abre ante mis pies
Al borde del abismo, es tan fácil dar ese enorme salto
dejarse caer, dejarse llevar
Olvidar que existe la soledad
Olvidar el dolor que carcome por dentro
Que desgarra a gritos cada átomo de esperanza
Gritos que nadie escucha,
Gritos que nadie quiere escuchar
Olvidar, borrarse
Olvidar, desvanecerse
Que fácil sería, solo un paso más
Pero es un paso sin retorno
Sin vueltas
Sin alas que te eleven a lo alto
Sin red que te soporte allá abajo
Sólo un paso más, que más da



4 comentarios:

  1. Poesía triste que relata como la soledad hace mella en su protagonista... doy fe que es así como lo expresas... Yo sufro mucho de mi soledad... y me refugio en la internet en mi blog y en la gente que interpreta como Vos mi sufrimiento. Gracias por esto... un beso me gusto mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Kasper, es así, bueno, entonces somos dos, yo también encuentro cierto refugio en las palabras, en la red.
      Ya no estas solo, me alegra contarte como amigo

      Eliminar
  2. Bello y triste, melancólico poema. Hay ocasiones cuando se abre un abismo ante nuestros pies, y pensamos en dar el salto para alejarnos de la soledad, la tribulacion que nos abruma.
    Dar el paso y perderse en el vacio, en el viaje sin retorno; ó, seguir luchando en esta vida y buscar al final del camino la luz que pueda consolarnos.
    Me ha encantado tu blog estimada Roxana, si me lo permites sigo tus pasos.

    Abrazos desde El Salvador.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu hermoso comentario. Si, la soledad puede ser una pesada carga a veces, y a veces puede tornarse más que pasada que en otros momentos.
    Me alegra te guste el blog y es un honor que me sigas!
    Un fuerte abrazo desde Paraguay

    ResponderEliminar