jueves, 8 de marzo de 2012

¿Por qué?

Hace poco, la amiga de unos amigos se suicidó. Era joven, hermosa, posiblemente tenía toda una prometedora vida por delante, pero ella decidió que ya no daba más, pulsó el botón de stop y se bajó del tren de la vida. Lo   preocupante es que no se trata de un caso aislado, hoy ella forma parte de una larga estadística.
No sé nada de ella, sólo que era joven y que se la veía bonita en las fotos en las que aparecía. Sonreía en todas ellas, parecía feliz... parecía. Ignoro los detalles y no soy quien, ni pretendo juzgarla. Nadie debería hacerlo. Sólo ella conoce el abismo del cual quiso huir desesperadamente. Únicamente ella sabe la respuesta a esa pregunta que siempre surge luego de una situación así, ¿por qué? ¿Acaso tenemos derecho a preguntárselo? ¿Qué nos diría?
A veces la gente se pregunta por qué no pidió ayuda. Lo malo es que es más probable que lo haya hecho. Mil veces, de distinta manera, aun inconscientemente, pero esa ayuda no supo encontrar su camino hasta ella. O simplemente no era lo que ella necesitaba para salvarse.
Algunas personas, a las que, sin ánimo de ofender, considero ignorantes -sin fundamento científico ni nada que se le parezca - opinan que los suicidas son locos. Yo considero que quizás sean las personas más cuerdas del mundo y tal vez ese sea el motivo por el cual no son felices. Lo que pasa, creo yo, es que a veces la desesperación es tan profunda, tan total que es imposible ver la luz, el abismo personal puede ser tan profundo y solitario, que no se ve las salida, o no se ve otra salida, y esto sin importar nada más, nada exterior. Una persona puede tener toda la riqueza del mundo y sentirse infeliz, o puede tener un millón de amigos, como decía la vieja canción de Roberto Carlos y sentirse solo. Como ven, buscar una razón es como meterse en un callejón sin salida.
Y luego, la otra pregunta recurrente, ¿de quién es la culpa? Quizás de todos, o quizás de nadie. Vivimos en una sociedad empeñada en deshumanizarnos, que las personas sencibles quedan fuera de lugar. Es una vergüenza llorar y, a veces, también lo es reír. Ni que decir lanzar una carcajada solo porque sí. Hay que ser cuadrados, como robots y no salirse de las líneas dibujadas al rededor nuestro. Sólo hay que ser eficientes en lo que la sociedad espera de nosotros, una sociedad que muchas veces no comprende y discrimina.
Podría todavía hablar mucho de este tema tabú para muchas personas, pero de qué serviría, al menos para esta chica ya no serviría de nada, y para el resto de los mortales, solo sería un divague interminable y sin efecto alguno. Así que no me queda otra cosa que rezar porque ella haya encontrado la paz y la luz que este mundo no supo brindarle. Descansa en paz .

De variado


6 comentarios:

  1. Sólo cada uno conoce su historia personal. Hasta donde uno no pueda más está la lucha. El no rendirse ya es una victoria, pues todos deberíamos saber que con cada paso que damos nos hacemos más fuertes.
    Saludines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hell, gracias por tu comentario. Es verdad, y es por eso que digo que nadie tiene el derecho de juzgar a nadie, cada quien sabe cual es el abismo o la playa en donde vive. A veces ciertamente cada día es una lucha. Muchas gracias!

      Eliminar
  2. Hola Roxana puedo hablar con conocimiento de causa... Yo tuve un intento de suicidio y sin embargo no tuve el coraje de dar el próximo paso... pensé que Dios me daría una oportunidad de recomponer mi vida y poder ser feliz... los años pasaron y no fue así... Hoy solo respiro..! Vivo en la mas completa soledad envuelto en todas las carencias que el mundo quiso poner en mi vida... y no hablo de carencias materiales... porque esas son las que menos me interesan... hablo de esas espirituales que siempre soñé tener en mi vida y por diversos motivos no pudo ser. Perdí la mujer que mas ame en mi vida... perdí un hijo por nacer... y bueno acá estoy... hasta cuando? no lo se... tal vez hasta que tenga el valor que tuvo esa chica de hacerlo... Vivir así es morir un poquito cada día... si lees mi blog en algo que titule "LA VIDA SIN MI" y otra entrada que saldrá pronto titulada: "AL BORDE DE LA MUERTE"... es un poco una despedida temprana de una vida como la mía que siento no tiene mucha razón de ser. Perdón por mi bajón pero es lo que siento... muy bella tu entrada y tus pensamientos y ojala si algún día tomo la triste decisión de dejar este mundo nadie me juzgue mal y entiendan que NO SE VIVIR SIN AMOR... NOSE VIVIR EN SOLEDAD... LA SOLEDAD ME MATA UN POQUITO CADA DÍA... Y MIS GRITOS NADIE LOS ESCUCHA...! Un beso de tu amigable fantasmita. KASPER

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kasper, querido amigo, porque yo ya te considero un amigo, gracias por tu comentario, tan sincero, tan personal. Lo que viviste es realmente duro y entiendo que no debió ser nada fácil, pero sinceramente espero que, como yo, nunca tengas el coraje de llegar hasta el final como esta chica. Tenes toda la razón, la soledad es de por sí una muerte lenta, yo también la vivo aunque mis motivos no son tan duros, físicamente no perdí a nadie, pero sí la soledad puede ser muy desesperante.
      Yo leí tu poesía "La vida sin mí" y me sentí identificada. Muchas veces pensé en eso, qué pasaría si ya no estoy, y comprendí que la vida seguiría su curso sin problemas, nadie es irremplazable y menos alguien que no deja huella. Pero cuando llego a esa deseperación, no me animo, tengo miedo a errar... lo simpático es que me da miedo equivocarme y que por ese error me encierren en un manicomio, pues mucha gente cree que los suicidas estan locos, y sé que en mi caso eso es lo que ocurriría, si fallara.. Pero luego, renace la luz, la esperanza y sigo.
      Kasper,no nos conocemos,pero te ofrezco mi amistad, no estas solo. Te mando un gran abrazo, fuerzas, sigamos luchando y desahogando nuestro interior en lo que mejor nos sale, las palabras.

      Eliminar
  3. Gracias Roxana... me llegaron tus palabras como un calido abrazo de una amiga que agradezco a Dios haberte conocido... porque logras captar mis mensajes y mis gritos desde el silencio de mi blog. Mil gracias Roxy Yo tambien te considero ya mi amiga... y ojala como tu dices podamos seguir luchando por esto que nos pasa... Gracias de nuevo y por siempre contaras con mi amistad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kasper, buenos días, me alegra saber que te llegaron mis palabras transformadas en un abrazo, es la idea ;) Tus palabras también me llegan y me alegra y me siento bendecida de conocerte asi, no te desanimes y pierdas la fe, sigamos luchando, un abrazo.

      Eliminar