viernes, 30 de marzo de 2012

¿Ya han visitado Cranford?

Gracias a la amabilidad de un amigo, he tenido la oportunidad de ver en DVD una serie de televisión muy hermosa y que, de otra forma, no creo que haya podido llegar a verla. Me refiero a Crandord, una mini-serie de la BBC de Londres transmitida originalmente en 2007, basada en tres novelas de la escritora inglesa Elizabeth Gaskell (1810-1865), novelas que espero alguna vez poder leerlas.
Cranford relata la vida en un pueblito de la campiña inglesa hacia 1840, en plena época victoriana, donde la sociedad, muy tradicional esta gobernada básicamente por las mujeres del pueblo, cuya vida son los chismes y claro, velar por sus viejas costumbres. Estas costumbres hoy en día nos pueden parecer pintorescas y hasta ridículas, pero eso no le quita el profundo lado humano a la trama, donde se van mezclando sentimientos, como el amor, correspondido o no, la amistad. Se juntas las historias, por ejemplo de Miss Matty (Judy Dench), mujer de mediana edad que se queda de pronto sin una hermana que era quien dirigía la vida en común hasta los más mínimos detalles y el renacer de un antiguo amor. Luego esta el joven doctor Frank Harrison visionario y recién llegado, personificado por el recordado, muy rubio y muy sonriente Mr Bingly en Orgullo y Prejuicio, el actor Simon Wood quien, sin querer se ve envuelto en el ojo de la tormenta de mal entendidos amorosos, de lo que, por cierto es totalmente inocente. Pero, ¿para qué quieren que les cuente lo que pasa, ojala la puedan ver también? Y, en todo caso, si ya la vieron, quiera saber qué opinión les merece. Como todo drama, aquí se suceden las lágrimas y las risas, sin pausas, desde la chistosa escena de una vaca con pijamas a la triste muerte de una joven vida.
Y como de costumbres se trata, Elizabeth Gaskell,  parece tener el mismo don de Jane Austen de recrear para nosotros un mundo desaparecido, romántico y casi tonto para nosotros, extremadamente romántico. Justo ahora estoy leyendo un libro de Jane Austen, Persuación, y al sentarme a leer el libro, luego de ver la serie - que con mamá la estamos disfrutando un capitulo por día -  me parece estar viendo los vestidos de esa época, los sombreritos, las cofias, los listones, y tantos detalles en vivos colores, como si caminara en medio de ellos. Sería una mentirosa si dijera que no me gusta, después de todo peco de romanticismo, como ya  lo habrán notado.
En realidad espero que si les gusta este tipo de programas tengan la oportunidad de verlo.

De variado
Aquí les dejo un vistazo para ver si les dan ganas de visitar Cranford.




No hay comentarios:

Publicar un comentario