domingo, 5 de mayo de 2013

Noche de insomnio

Las luces de la ciudad se van apagando una a una
Solo brillan las estrellas como farolas en el cielo
La luna se esconde a ratos
Como damisela tras su velo de nubes espumosas
y en el aire solo se escucha el lejano cantar de los grillos
Todo duerme, incluso el mundo parece suspirar
Sumido en un sueño profundo, sin prisa, en paz
En cambio yo me desvelo
mirando en el lejano horizonte,
buscando en la infinidad del oscuro cielo, alguna señal, algún destello
Mi respiración se hace lenta, como si temiera burlar a la suerte
Escucho atenta por si de ese paraíso dormido me llegara algún signo
Quizás el susurro de tus pasos
Quizás tu voz llamando mi nombre
Pero no hay sino silencio
Como la paz de un oscuro mausoleo
El frío eterno de la soledad envuelve mis brazos
Y me doy cuenta que te espero en vano
No volverán tus pasos a donde nunca fueron
Eres solo ilusión, un sueño...
Pero luego, a lo lejos una pequeña estrella brilla
y la ilusión renace... ¿Acaso te trae?
Tengo miedo de despertar y descubrir de nuevo el frio
abrir los ojos y encontrar tu vacío
Así, solo quiero soñar contigo
y no despertar sino eres verdad
...Ya la noche se pierde en el horizonte
Pronto el sol se apoderará del cielo
Y volveré a contar las horas
para que el silencio de las horas oscuras te  traiga a mi lado
o el insomnio me cuente que no has llegado
Es un sufrir sin pausas, una soledad entera
¿Es acaso esta noche eterna?



No hay comentarios:

Publicar un comentario