domingo, 9 de junio de 2013

Como si estuviera en una isla

La palabra isla me trae a la mente la idílica imagen de una playa desierta, arena blanca, sol, mar, gaviotas surcando el cielo azul y, quien sabe, una grata compañia... En resumen el escenario ideal para una historia romántica. Pero hay otra alusión menos colorida, aquella que habla precisamente de estar aislados, incomunicados... Y esa es la sensación que una tiene cuando advierte de pronto que su teléfono celular smart de última tecnología se quedó sin saldo para internet.
Internet crea habito muy pronto. Hasta hace poco el teléfono celular solo servía para lo que sirve cualquier teléfono móvil, es decir, hacer llamadas y enviar y recibir mensajes, pero ahora podemos sacar fotografías y alzarlas automáticamente al espacio virtual. Y se vuelve adictivo, vemos una flor que nos parece linda, le sacamos foto y queremos compartirla en Instagram, luego en Facebook o en twitter... Hasta hace poco yo solo accedía al twitter o a facebook en la computadora, y en forma muy limitada, desde mi teléfono, ahora puedo (cuando tengo suficiente saldo para ello) estar conectada todo el tiempo. Hasta hace poco no tenía una cuenta de Instagram, ahora le quiero quitar foto a todo, crear un efecto y compartir... Es adictivo, y cuando no podemos hacerlo, pareciera que falta algo.... Nos sentimos en una isla aun rodeados de un montón de gente por el simple hecho de no estar conectados.
¿Y como se manejaban nuestros abuelos? Bueno, ellos ni siquiera tenían teléfono celular..... Y antes los mails estaban escritos en hojas de papel que te llegaban por correo con mucho atraso. Imagínense, una señora que acaba de tener a su bebé y vive lejos de sus padres, quiere mostrarle a los flamantes abuelos la foto de su nieto y para ello se lo envia por correo. Antes de Internet, esa foto llegaba a su destino, con mucha suerte, antes de que el nieto cumpliera su primer año de vida, si es que llegaba. Ahora todo es automático, instantáneo, incluso las relaciones entre las personas.... y de los efectos de internet en nuestras vidas podemos hablar sin parar....Dale "me gusta" si te gustó este "post"

No hay comentarios:

Publicar un comentario