domingo, 27 de octubre de 2013

La música paraguaya está de fiesta

Gracias a estos 420 artistas paraguayos, de 9 a 60 años de edad aproximadamente y procedentes de diferentes partes de nuestro país, la Música Paraguaya está de fiesta y se inscribe en los análes de la historia, porque contamos con el record mundial (Guinness World Record) del mayor número de arpas tocando juntas por más de 6 minutos, fueron 420 arpas, que superaron el Record anterior logrado en Edimburgo, Escocia, de 201 arpas tocando por más de 5 minutos. A estos 420 arpistas les debemos más que las gracias un verdadero reconocimiento por hacer que nuestro país sea noticia por algo positivo.
El espíritu de estos artistas es digno de imitación. Acabo de ver la fotografía de un niño llevando su arpa en el lomo de su caballo.
No pude asistir en persona como hubiera querido a este momento histórico, pero si pude apreciarlo gracias a Paraguay Tv y tengo que decirlo "che mopirimba" (se me puso la piel de gallina) escucharlos y admirar su destreza, parecía una sola arpa pero eran 420 arpas sincronizadas a la perfección, ejecutando nuestra música, haciendo vibrar el alma de miles.
Estoy buscando aun el video de este momento histórico, pero no lo estoy encontrando. Aun así, quiero compartir con ustedes otro instante de este evento que llenó de alegría el alma de miles, haciendo que nuestra música se vistiera de fiesta. Que lo disfruten y tengan un buen inicio de semana.






jueves, 17 de octubre de 2013

Nick Vujicic, escucharlo hablar es una experiencia extraordinaria

Anoche tuve oportunidad de asistir a la conferencia motivacional dada por el orador australiano Nick Vujicic en el Centro de Adoración Familiar. El enorme auditorio con el que cuentan estaba repleto, hasta hubo personas que no lograron ingresar y eso motivó que al terminar el acto nos pidieran reiteradas veces que ya no asistiéramos hoy para así dar oportunidad a quienes ayer se quedaron con las ganas. La de anoche fue, sin lugar a dudas, una experiencia extraordinaria, algo que va a quedar en los corazones de quienes compartimos con este increíble hombre ayer por mucho tiempo en nuestros corazones.
Pero quien es Nick Vujicic. Hasta hace poco no tenía idea de quien era o a que se dedicaba, pero gracias a una amiga muy querida, quien además me contó que venía a Paraguay, se me prendió la lamparita de la curiosidad y me puse a investigar. Ya en la entrada anterior, compartí con ustedes un video acerca de su historia y acerca de lo que trasmite en sus conferencias. Vale repetir que es una persona que, pese a no contar con piernas y brazos, ha sabido sobrellevar esas aparentes limitaciones y poner como guía en su vida a Dios. Poco o nada puedo decir, preferiría que lo escuchen directamente y no tergiversar inintencionadamente su mensaje. Cuando logre encontrar una grabación de lo vivido ayer, se los voy a compartir.
Su mensaje es de esperanza, una esperanza muy grande porque viene de la fe puesta en Dios que lo puede todo y no tiene límites. A veces, siendo humanos como somos cuestionamos sus caminos, pero Dios sabe porque y para qué estamos en esta tierra, nuestro trabajo es buscarlo, poner en él nuestras esperanzas y energías....
Nick nos contó sobre su vida, nos contó anécdotas que nos hicieron llorar y reir, y en todo momento en su mensaje nos impulsó a tener una relación más estrecha con Dios, como si fuera nuestro amigo, después de todo es nuestro Padre.
Aquí les dejo otro video sobre la vida de esta maravillosa persona que ha sabido tocar el corazón de muchas personas al rededor del mundo con su mensaje. Espero que como yo, tenga la oportunidad de escucharlo en persona algun día, si tienen el corazón y la mente abiertas, se sentirán como me sentí yo, muy feliz y sí, bendecida al escucharlo y darme cuenta que tengo muchas cosas que agradecer a mi Creador.




   - gentileza de mi sobrina ;)

miércoles, 9 de octubre de 2013

Nick Vujicic en Paraguay

Tengo intenciones de ir, y espero que mucha gente vaya y lo escuche, lo poco que se de él me conmovio, su mensaje es de esperanza y fe... no importa la religión que profeses...