lunes, 3 de febrero de 2014

Otra estrella que se apagó para siempre, RIP PHILIP SEYMOUR HOFFMAN

Es una pena empezar el mes con un post asi, triste, despidiendo una vida joven, en este caso un actorazo que quizás aun tenía mucho que dar. Mi humilde recuerdo del actor Philip Seymour Hoffman, de cuya vida personal no se prácticamente nada, son sus memorables personajes, en su mayoría secundarios pero aun así, fuertes, trascendentes, y a veces odiosos,  por ejemplo actuando como el contrario de Patch Adams o  su papel en Scent of a Woman, donde hacía las veces del hijo de un influyente millonario, que hecha toda la culpa de una broma gastada a un profesor sobre las espaldas de un alumno económicamente menos favorecido. Y claro, está Capote, la personificación de Truman Capote que le valío el Oscar al Mejor Actor en el año 2005, y con estos personajes no lleno ni la quinta parte de su larga hoja de ruta, pues era un actor más que completo. Copiar aquí todas y cada una de las películas en las cuales participó solo haría que me olvide de alguna, eso sin señalar que también tuvo su faceta de director, desconocida para mi... No le haría justicia. Para saber más de su larga trayectoria les invito y me invito a navegar por la red, reviviendo un poco de su legado.
Sinceramente, y en lo que hace a su vida personal, recién ahora, leyendo  Wikipedia me entero que deja tres hijos y una esposa que deben estar llorando su ausencia en estos momentos.
 De cualquier forma, es triste que una vida se pierda así, por culpa de las drogas. Es de suponer que solo las personas más cercanas habrán conocido los demonios que lo atormentaban para llegar a este límite insalvable, el resto de la gente sólo podemos brindar opiniones que ya de nada sirven... No faltará quien diga, "pero si lo tenía todo", y la verdad es que nosotros, su público que ahora lo recordamos de quizás olvidadas películas, no podemos afirmar que eso sea cierto o no...
Si bien, la muerte nos golpea sin importar la forma en la que llega o la edad de su víctima elegida, muchas veces la asociamos con la vejez y la enfermedad, y por eso nos choca aun más cuando le llega a una persona que en teoría está en la cúspide de su vida y aun podría dar mucho más... Cuarenta y seis años parecen nada y prometen aun mucho, quien sabe con cuantos personajes aun nos podría haber deleitado este actor tan rico en talentos...
Bueno, basta de palabras, basta de lamentos vacíos que no devolverán la vida que ya se apagó, no nos queda más que recordar a este grande que se marchó y esperar que en el cielo de los actores esté otra vez sonriendo con su sonrisa medio torcida y sus ojos algo entornados, personificando y dando vida a sus personajes otra vez..
Goodbye Mr Philip Seymour Hoffman, you will always be remember...

Les dejo algunas de sus actuaciones....











No hay comentarios:

Publicar un comentario