jueves, 5 de abril de 2018

Cuando te metes en algo que no tenías ni idea pero lo haces igual

Ayer te comentaba que me había metido en un loco proyecto de una foto por 365 días, a ciegas, sin saber donde me metía. Después me puse a investigar y me saltaron un montón de dudas, el desanimo formó parte de mis pensamientos. También la duda de si puedo alzar otras fotos fuera del loco proyecto y después, en una especie de monólogo conmigo misma, claro que puedo, es mi Instagram... Otra de mis dudas era si tenía que ser sobre un solo tema o si podía meter de todo un poco. Conociéndome, me puedo aburrir si tengo que sacarle 365 fotos a una misma cosa, así que decidí que haría algo un poco más variado, donde quizás el hilo que une las fotos sea lo cotidiano, mi dia a dia...uy espero no aburrirlos a ustedes jajaja.
 En fin, investigando encontré la forma de seguir con el proyecto. El secreto sería ponerme pequeñas metas dentro de los largos 365 días, que se yo, sacar 30 fotos en blanco y negro, o un tema específico durante esos 30 o incluso menos días... Como punto de partida, ahora estoy cumpliendo un reto que me pareció bastante divertido y a la vez fácil de seguir, llamado 30 fotos por 30 días siguiendo una guía que les voy a compartir en la foto que acompaña este posteo. El reto parte con un autorretrato, la típica selfie, y como no estoy tan fashion, hice lo que siempre hago, hice una selfie con mi lora.... Ella es más fotogenica que yo. Mañana me toca el tópico nubes, y lo gracioso aquí es que si el día se presenta como hoy, no hay ni una sola nube en el cielo.... ¡Que hago! jajaja, ya veré..
Es entretenido, si sos adicto o adicta al Instagram como yo, aunque no seas un fotógrafo profesional, yo no lo soy, te invito a que lo intentes vos también. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario